Ya se han cumplido dos semanas desde que, de forma obligada y por la desgracia del Covid-19, nos vimos obligados a cerrar nuestra oficina. Desde ese día añoramos recuperar la normalidad y disfrutar de este trabajo que tanto nos apasiona. Son tiempos de paciencia, de cuidarse y de apoyar a todos los profesionales que nos atienden. Y es que deseamos encarecidamente que todo salga bien para volver a juntarnos TODOS pronto.